Conor McGregor vuelve a la UFC: peleará el 18 de enero contra Donald Cerrone en Las Vegas

0
73

Como diría Bruce Buffer, voz legendaria del octágono en la UFC: «It’s time!». Es el momento. Es oficial. Conor McGregor (Dublín, 1988) regresa a las artes marciales mixtas para estelarizar un evento, el UFC 246, que promete ser de nuevo histórico en cuanto a venta de pago por visión se refiere. La superestrella irlandesa es sinónimo de negocio, y así lo sabe el presidente de la UFC, Dana White, que se ha apresurado a compartir la publicación hecha por el periodista de la ESPN Brett Okamoto: «Conor McGregor ha firmado su contrato para enfrentarse a Donald ‘Cowboy’ Cerrone en el UFC 246, el 18 de enero en Las Vegas. Los representantes de Cerrone confirman que ha accedido al combate, y han firmado un nuevo acuerdo de varias peleas con el UFC», expresaba el comunicado.

Así las cosas, McGregor, que cuenta con 24 victorias y 3 derrotas, retorna a la jaula para medirse a Cerrone en un combate que se llevará a cabo en un peso poco habitual para el irlandés, el wélter, es decir, en los 77 kilos. Esta decisión es, quizá, algo arriesgada, pues solo ha participado en esa categoría anteriormente en dos ocasiones –ambas frente a Nate Díaz–, perdiendo la primera por sumisión y ganando la segunda por decisión mayoritaria.

[Lea el perfil de Conor McGregor: de fontanero a la lista Forbes]

En esta ocasión, el irlandés, que fue campeón del peso gallo (66 kilos) y del ligero (70 kilos) simultáneamente, no luchará por ningún título, aunque sí que será el combate estelar de la noche. Enfrente tendrá al estadounidense, una leyenda de la compañía, que cuenta con 36 victorias y 13 derrotas, siendo el atleta que más triunfos ostenta en la compañía de las tres letras: un total de 23. Bien es cierto que Cerrone viene de perder por KO técnico frente a Justin Gaethje y Tony Ferguson, pero anteriormente consiguió buenas victorias frente a Mike Perry, Alexander Hernández y Al Iaquinta.

Por su parte, McGregor vuelve del retiro, tras estar fuera de la jaula durante 15 meses y protagonizar varios incidentes extradeportivos. En su última aparición, fue sometido por Khabib Nurmagomedov, en el UFC 229, en una pelea en la que el ruso defendía el cinturón del peso ligero. El de Dublín lleva sin saborear el triunfo en la empresa estadounidense desde el 16 de noviembre de 2016, cuando noqueó a Eddie Álvarez, logrando hacer historia al ser el primer campeón de dos divisiones de forma simultánea. Además, en el «haber» del irlandés figura haber sido el único atleta que ha conseguido victorias en tres categorías distintas en el mismo año en la UFC: frente a José Aldo por el título del peso pluma (12 de diciembre de 2015); contra Nate Díaz en el peso welter (20 de agosto de 2016) y frente a Eddie Álvarez por el cinturón del peso ligero (12 de noviembre de 2016).

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here