Diosdado Cabello dice que EE.UU. no tiene pruebas del narcoterrorismo

0
13

El segundo al mando del régimen venezolano, Diosdado Cabello, afirma que el gobierno de los Estados Unidos «no tiene pruebas sobre el narcoterrorismo» del que lo acusan como miembro del Cártel de los Soles, que habría transportado entre 200 y 250 toneladas de cocaína a ese país.

Las acusaciones del Fiscal General del Departamento de Justicia de los Estados Unidos, Bill Barr, de que Venezuela es un estado narcoterrorista han convulsionado a la cúpula del régimen de Nicolás Maduro, por el que piden una recompensa de 15 millones de dólares y de 10 millones de dólares por la cabeza de otros altos cargos de su administración, como la suya.

Cabello, también presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, que no tiene reconocimiento de la comunidad internacional, envió un audio a los militantes del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) para que defiendan a Maduro en las redes sociales.

En su mensaje político, Cabello pidió al gobierno norteamericano que «no nos pongan a la defensiva con sus acusaciones mientras estamos trabajando para atender la pandemia del coronavirus».

«No tenemos ninguna vinculación con el narcotráfico. Esto es una arremetida y una agresión contra nosotros. No nos preocupa porque venceremos. No podrán contra nosotros ni probar nada», dijo al repetir la arenga «Patria, Socialismo o Muerte».

Por su lado, el mayor general retirado del Ejército, Cliver Alcalá Cordones, es otro de los 14 solicitados por la DEA y el Departamento de Justicia por narcoterrorismo, narcotráfico, corrupción y lavado de dinero, y por el que ofrecen 10 millones de dólares de recompensa.

Desde su residencia en Barranquilla, norte de Colombia, el exiliado Alcalá Cordones ha grabado vídeos en su cuenta de twitter para responder a las acusaciones de la Fiscalía General de los EE.UU., asegurando que se va a entregar a las autoridades colombianas para que «nadie pueda cobrar los 10 millones de dólares».

El también excomandante de la Red de Defensa Integral (Redi) en la región de Guayana y miembro de los golpistas del Ejército que participaron en la intentona del 4-F de 1992 junto a Hugo Chávez, se siente «indignado» de que la justicia de EE.UU. lo incluya en la lista de los más buscados.

En sus declaraciones, el supuesto militar disidente Alcalá implica al presidente interino Juan Guaidó en una conspiración para derrocar a Maduro, que ha sido denunciada por el mismo régimen hace dos días.

Afirmó que el régimen de Maduro adelanta una campaña para destruirle. Calificó de «situación sumamente incómoda la declaración que acaba de hacer el Gobierno norteamericano». «Las armas incautadas en Colombia pertenecían al pueblo venezolano, en el marco de un pacto o de un convenio firmado por el presidente Juan Guaidó, el señor JJ Rendón, el señor (Sergio) Vergara y asesores norteamericanos», dijo.

«Desde hace muchos meses venimos trabajando la conformación de una unidad por la libertad de Venezuela. Hemos tenido muchos tropiezos de la oposición, de los testaferros de la oposición que coinciden con los testaferros del Gobierno», agregó el militar.

Alcalá se sumó a la fila de militares seguidores de Juan Guaidó el año pasado y se exilió en Colombia. Lo extraño es que revele los datos de un supuesto plan que coincide con el que ha presentado el mismo régimen.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here