El discurso de Maroto contra Maduro desata una bronca de los chavistas en la Asamblea de Venezuela

0
80

El discurso del senador del PP Javier Maroto contra la dictadura de Nicolás Maduro desató este martes una fuerte trifulca en la Asamblea de Venezuela, donde los diputados chavistas la emprendieron a gritos contra la delegación de parlamentarios españoles desplazados a Caracas, integrada además por los diputados populares Ignacio Echániz, Belén Hoyo y Valentina Martínez Ferro.<blockquote class=”twitter-tweet”><p lang=”es” dir=”ltr”><a href=”https://twitter.com/hashtag/26Nov?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw”>#26Nov</a> Parlamentario español: &quot;A los demás les vemos el odio en la cara&quot;. <a href=”https://twitter.com/hashtag/EnVivo?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw”>#EnVivo</a>: <a href=”https://t.co/XJi8lQZ4Bk”>https://t.co/XJi8lQZ4Bk</a> <a href=”https://t.co/oqB2uiIuM2″>pic.twitter.com/oqB2uiIuM2</a></p>&mdash; VPItv (@VPITV) <a href=”https://twitter.com/VPITV/status/1199360830309052417?ref_src=twsrc%5Etfw”>November 26, 2019</a></blockquote> <script async src=”https://platform.twitter.com/widgets.js” charset=”utf-8″></script>

Los cuatro llegaron el lunes a Caracas y participaron este martes en el Palacio Federal, sede de la Asamblea legítima, en el primer Encuentro Parlamentario Mundial por la Democracia en Venezuela.

Desde la tribuna del órgano legislativo y justo enfrente del presidente de la Asamblea, Juan Guaidó, Maroto defendió con firmeza la libertad en el país caribeño y anunció que su formación promoverá «sanciones adicionales» por parte de la Unión Europea para los jerarcas del régimen.

El senador español mostró su «enorme orgullo» por participar en el encuentro con los diputados venezolanos y defendió la celebración de «elecciones presidenciales libres para devolver la democracia en este país». «No estáis solos», garantizó Maroto.

Los diputados del chavista PSUV respondieron con una bronca monumental, abucheando y gritando «¡fascista!» y «¡racista!» al parlamentario español, entre otros insultos. En medio de la trifulca, en las imágenes en televisión se pudo ver incluso a un diputado que se quita la americana y a punto estuvo de llegar a las manos en mangas de camisa.

Maroto no se arredró ante las increpaciones de los defensores del régimen, a los que respondió subiendo el tono de la voz por encima del griterío para «apoyar al presidente Guaidó y al pueblo venezolano que no está representado por quienes gritan, calumnian y mienten». «Leemos el odio en esas caras -continuó-. Cada grito pronunciado por ellos es la indignidad».

Mientras, los opositores a Maduro respaldaron a Maroto con aplausos y gritos de «¡libertad!».

La algarada siguió después con la intervención de Ignacio Echániz y el resto de los parlamentarios españoles. Además de estos, intervinieron representantes de países como Italia, Suiza, Argentina, Costa Rica y Nicaragua.

El grupo chavista trató de boicotear la sesión en la Asamblea, pero no pudo evitar que los parlamentarios internacionales fijaran posición sobre la falta de libertad en Venezuela. El diputado de Costa Rica, Drago Dolavesco, leyó el manifiesto a favor de la democracia en el país.

«Daremos voz a la tragedia humanitaria»
Poco antes de la sesión en la Asamblea Nacional, el portavoz del PP en el Senado declaró a ABC desde Caracas que la delegación española busca denunciar la dictadura y la falta de libertad en Venezuela, al tiempo que dar un espaldarazo a Juan Guaidó y «dar voz a la tragedia humanitaria» que ha observado desde su llegada el lunes a la ciudad.

Para Maroto, el primer y más difícil de los objetivos del grupo de parlamentarios del PP ya se cumplió al «cruzar la frontera para dar testimonio desde dentro».

Maroto aterrizó en Caracas junto con los diputados populares Ignacio Echániz, Belén Hoyo y Valentina Martínez Ferro para participar en un encuentro internacional por la democracia en la sede de la Asamblea Nacional.

El portavoz popular confesó que los integrantes del grupo no esperaban que pudieran entrar, como sucedió en ocasiones anteriores, como cuando el eurodiputado Esteban González Pons fue expulsado este mismo año. «Esto era lo más difícil, pensábamos que tendríamos que colgar un vídeo desde el aeropuerto siendo expulsados», señaló.

Javier Maroto explicó que entraron en Venezuela de manera discreta como turistas, sin visado y sin que el embajador fuera a recibirlos. «La estrategia de no avisar les ha pillado desprevenidos», se felicitó.

«El régimen es una dictadura y la falta de libertad, e incluso de dignidad, es permanente -indica-. Apoyamos la oportunidad histórica que se presenta con Juan Guaidó y vamos a dar testimonio de ello», declaró a este diario. «Hay gente revolviendo la basura en las calles, familias enteras, es una sensación tremenda», añadió conmovido. Precisamente, la delegación va a tratar de visitar comedores sociales infantiles y a las asociaciones que los respaldan.

La delegación española, la más numerosa en este encuentro por la democracia en Venezuela dados los vínculos entre ambos países, tiene previsto su regreso de Caracas este miércoles.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here