El lastre visitante del Atlético

0
43

Recuperado el gol con un doblete europeo ante el Lokomotiv y dos dianas domésticas frente al Osasuna, el Atlético de Madrid afronta el último partido de 2019 en el Benito Villamarín con la obligación de conseguir otro reencuentro igual de necesario, el de la victoria lejos de su estadio. La falta de triunfos sin el abrigo del Metropolitano está lastrando al equipo de Diego Simeone en la Liga, en la que ya encadena casi tres meses sin celebraciones a domicilio, una sequía que ha sacado a los rojiblancos de los puestos de la Champions. Zona de privilegio a la que pueden regresar hoy con un triunfo que le permitiría adelantar al Getafe y recuperar la cuarta plaza tras el tropezón de ayer de los de Bordalás en Villarreal.

El Atlético ha calcado el bache como visitante que la pasada temporada comenzó a complicarle la pelea por el campeonato. En la campaña 2018-19, los rojiblancos vencieron en Getafe (0-2) el 22 de septiembre en la tarde más inspirada de Thomas Lemar y a partir de entonces fracasaron en todos los intentos de sumar los tres puntos lejos de casa hasta que Antoine Griezmann rompió el hechizo en el José Zorrilla (2-3), ya a mediados de diciembre. Una secuencia decepcionante que Simeone y sus jugadores han repetido en esta Liga. El último triunfo lejos del Wanda Metropolitano se remonta al 25 de septiembre, cuando Diego Costa y Joao Félix quebraron la resistencia del Mallorca (0-2). Desde entonces, todos los intentos han resultado infructuosos, aunque el conjunto madrileño tampoco ha salido derrotado cuando ha ocupado el vestuario visitantes. Tablas en sus últimos cinco desplazamientos: Valladolid, Alavés, Sevilla, Granada y Villarreal.

Cinco puntos de quince, un botín escaso que ha puesto cuesta arriba el pulso por el campeonato, al que el Atlético intenta seguir agarrado poniendo fin hoy ante el Betis a tres meses sin alegrías lejos del Metropolitano. «No nos detenemos solo en eso, sino en cada partido, en mostrar nuestra mejor situación y seguir creciendo», afirmó ayer el técnico argentino en rueda de prensa, aunque esta tarde solo sirve el triunfo en Sevilla para seguir soñando con el título. Simeone tampoco consideró que este encuentro sea especialmente importante en el aspecto anímico, pese a ser el último duelo oficial antes del parón navideño. «Es importante como todos los partidos de Liga, un rival duro en un campo importante, con un gran estadio, gente que acompaña mucho al equipo. Nosotros vamos partido a partido», sentenció.

Pero Simeone y su equipo son conscientes de que para pelear por la Liga hay que empezar a sumar de tres en tres en todos los estadios porque los resultados a domicilio están suponiendo una pesada hipoteca en las dos últimas temporadas. No siempre fue así porque el técnico argentino aparece en las estadísticas históricas de la Liga como el entrenador que más victorias consiguió (53) en sus cien primeros partidos como visitante. El Atlético está echando ahora en falta esa efectividad.

Herrera, recambio de Koke

Simeone no contará en la batalla del Benito Villamarín con su escudero más fiel. El capitán Koke, el futbolista que más partidos acumula desde la llegada del argentino, es baja por lesión y el entrenador tirará de Héctor Herrera para recomponer el centro del campo. «Es un jugador importante en el equipo, hace ya cerca de dos meses que viene participando bastante en el juego. Nos da energía, personalidad, buen juego, buena llegada de segunda línea y ojalá que mañana (por hoy) pueda hacer un buen partido», destacó.

La cita, en la que reaparecerá el brasileño Lodi tras superar las molestias en el tobillo que le obligaron a perderse el partido ante el Osasuna, no resultará sencilla para el Atlético porque se encontrará con un Betis enrachado después de tres victorias y un empate en sus cuatro últimos encuentros de Liga.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here