InicioEstados UnidosTexas desafía la demanda federal de que abandone la zona fronteriza de...

Texas desafía la demanda federal de que abandone la zona fronteriza de Eagle Pass

- Advertisement -spot_img

El fiscal general de Texas desafió el miércoles a las autoridades federales que exigieron que las autoridades estatales abandonaran el parque público de Eagle Pass, en la frontera entre Estados Unidos y México que los soldados de la Guardia Nacional estatal tomaron la semana pasada.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) pidió a los funcionarios de Texas durante el fin de semana que dejaran de bloquear el ingreso de la Patrulla Fronteriza federal a Shelby Park en Eagle Pass, un área junto al Río Grande que la agencia había estado utilizando para retener e inspeccionar a los migrantes.

El DHS dijo que la decisión de Texas de apoderarse del parque estaba obstruyendo las obligaciones de la Patrulla Fronteriza para detener y procesar a los inmigrantes.

El principal abogado del DHS, Jonathan Meyer destacó un incidente ocurrido el viernes cuando una mujer y dos niños se ahogaron en el Río Grande en Eagle Pass, Texas.

Meyer, advirtió al fiscal general de Texas, Ken Paxton, durante el fin de semana que el DHS remitiría el asunto al Departamento de Justicia para posibles acciones legales si el estado no cedía.

El fiscal general de Texas Ken Paxton indicó en una carta de respuesta que Texas no daría marcha atrás, rechazando la acusación de la administración Biden de que las acciones del estado eran “claramente inconstitucionales”.

“Debido a que los hechos y la ley están del lado de Texas, el Estado continuará utilizando su autoridad constitucional para defender su territorio, y yo continuaré defendiendo esos esfuerzos legales en los tribunales”, escribió Paxton.

“En lugar de atender las solicitudes urgentes de protección de Texas, el presidente Biden ha autorizado al DHS a enviar una carta amenazadora a través de sus abogados”, añadió Paxton. “Pero Texas también tiene abogados y seguiré defendiendo los poderes constitucionales de autodefensa de este estado”.

Soldados de la Guardia Nacional de Texas tomaron el control de Shelby Park a mediados de la semana pasada, alarmando a las autoridades federales y funcionarios locales en Eagle Pass, quienes dijeron que no aprobaban la toma de un parque público de la ciudad.

Si bien Texas dijo que la abrupta medida fue diseñada para disuadir a los migrantes de cruzar ilegalmente al área, la administración Biden ha argumentado que la confiscación del parque ha impedido a los agentes de la Patrulla Fronteriza hacer su trabajo, incluso durante situaciones de emergencia.

Funcionarios del DHS dijeron el sábado que una mujer y dos niños se ahogaron en el Río Grande después de que funcionarios de la Patrulla Fronteriza “fueron físicamente prohibidos por funcionarios de Texas ingresar al área” bajo órdenes del gobernador republicano Greg Abbott.

El Departamento Militar de Texas cuestionó la declaración del DHS, diciendo que su personal estaba al tanto de un informe de socorro pero no había detectado a ningún migrante en apuros.

Un portavoz de la Casa Blanca criticó las políticas de inmigración de Abbott en respuesta a los ahogamientos y dijo en un comunicado esta semana que sus “trucos políticos son crueles, inhumanos y peligrosos”.

En la carta del miércoles, Paxton dijo que cualquier sugerencia de que el estado era responsable de las muertes “es vil y, como ya deben saber, completamente inexacta”.

- Advertisement -spot_img
Stay Connected
16,985FansMe gusta
4,243SeguidoresSeguir
Must Read
Related News
- Advertisement -spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

¿Quieres anunciarte con nosotros?