InicioEstados UnidosMujer de Pennsylvania mató a su hijo de 5 años porque escuchaba...

Mujer de Pennsylvania mató a su hijo de 5 años porque escuchaba unas voces que le pedían hacerlo

- Advertisement -spot_img

Una mujer de Lilly, en Pennsylvania, está en prisión acusada de asfixiar hasta la muerte a su hijo de 5 años después de que, supuestamente, escuchara voces que la impulsaban a cometer el crimen.

Jennifer Bowser, de 41 años, enfrenta un cargo de homicidio criminal después de que la policía y el servicio de emergencias médicas fueran enviados por un paro cardíaco de un niño de cinco años en el número 100 de Cosey Lane, el lunes 5 de febrero.

Las autoridades llegaron al lugar en donde encontraron a una mujer dándole reanimación cardiopulmonar al niño. Según documentos judiciales, se determinó que no se podía reanimar al menor.

La policía habló con la hermana de Bowser, quien dijo que Jennifer y el niño habían estado viviendo en la residencia por “un tiempo” con la madre de Bowser y que la última vez que vio a la víctima con vida fue el domingo 4 de febrero, según la denuncia penal.

Ella afirmó que fue a ver al niño el 5 de febrero y lo encontró tirado en el suelo. Luego lo trasladó a una habitación diferente y comenzó a realizarle RCP.

Acudió al médico porque escuchaba voces

En una conferencia de prensa el martes 6 de febrero, se señaló que no había antecedentes de llamadas a la residencia en relación con Bowser o su hijo. El fiscal de distrito Greg Neugebauer dijo que, si bien los dos vivían en la casa, habitaban en un área separada de la otra residencia.

La madre de Bowser le dijo a la policía que Jennifer había ido al médico el 30 de enero porque había estado “escuchando voces”, según la denuncia. Su madre también le dijo a la policía que en ese momento no tenían un diagnóstico oficial.

Cuando la policía la interrogó, Bowser afirmó que estaba escuchando una voz proveniente de “una caja o de micrófono”, y que supuestamente le decía que asfixiara al niño.

Luego llevaron a Bowser a la comisaría para hablar más con los agentes. Durante esta conversación, supuestamente le dijo a la policía que el domingo 4 de febrero salió dos veces durante el día para revisar la caldera y luego se atrincheró en su habitación con su hijo, según la denuncia penal.

Bowser afirmó que se encerró con el niño de 5 años porque una voz femenina, a la que identificó como “Kayla”, le dijo que el niño era suyo, no de Bowser, y que estaba intentando quitárselo.

Más tarde, esa noche, Bowser supuestamente escuchó las voces nuevamente, y decían que “los policías vendrían e iban a disparar a través de la pared y matar” al niño si ella no lo asfixiaba, se lee en la denuncia.

Bowser afirmó que las voces seguían volviéndose “cada vez más malas”, y le dijeron que había “tipos con armas mirando por las ventanas e iban a disparar a través de la pared”. La mujer le dijo a la policía que las voces decían que sería mejor asfixiar al niño de cinco años a que le dispararan, según la denuncia.

La mujer confesó que asfixió al niño con sus manos y una manta. Mientras usaba la manta para cubrirle la cara, el menor se resistía, por lo que también intentó romperle el cuello para matarlo más rápido.

Bowser ahora enfrenta un cargo de homicidio criminal, un delito grave de agresión a una víctima menor de 13 años y un delito grave de estrangulamiento.

Se encuentra en la prisión del condado de Cambria después de que se le negó la libertad bajo fianza. Una audiencia preliminar está programada para el 20 de febrero.

El martes por la noche, el forense de Cambria, Jeff Lees, concluyó mediante autopsia que la muerte del menor se consideró un homicidio como resultado de asfixia debido a la compresión del pecho y las vías respiratorias.

- Advertisement -spot_img
Stay Connected
16,985FansMe gusta
4,243SeguidoresSeguir
Must Read
Related News
- Advertisement -spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

¿Quieres anunciarte con nosotros?