Los impulsores de la moción de censura contra el presidente del FC Barcelona Josep Maria Bartomeu y su junta directiva consiguieron el objetivo de sumar 16 mil 521 firmas válidas y así esta se convirtió en la tercera de la historia del club que superó el corte de las firmas .

La primera que logró el objetivo fue la pionera, impulsada por el ‘Elefant Blau’ en 1997 contra Josep Lluís Núñez. Entre las caras visibles de la plataforma hubo nombres que más tarde cogerían mucho protagonismo en clave azulgrana como Joan Laporta (el responsable jurídico junto a Sebastià Roca), Alfons Godall, Albert Vicens, Albert Perrín, Agustí Benedito o Jacint Borràs. También hubo otras, como Armand Carabén, que ya pertenecido al club.

Ellos estaban convencidos de que Núñez pretendía convertir el Barça en una Sociedad Anónima Deportiva, y ese fue el motivo principal para impulsar la moción.

Entonces los estatutos de la entidad azulgrana no dejaban claros los pasos a seguir en el proceso y tuvo que intermediar Jaume Alonso-Cuevillas, decano del Colegio de Abogados de Barcelona, para que el club diese por suficientes las 5.664 firmas válidas de las 6.014 presentado ( una de ellas fue la de Johan Cruyff), más del 5% del censo electoral del club, y se celebrara un referéndum.

En la votación, que se celebró en marzo de 1998, Núñez ganó holgadamente (24.863 votaron a favor de su continuidad y 14.358 a favor de su dimisión) y siguió presidiendo el Barcelona hasta que dimitió en el año 2000 como consecuencia de una crisis deportiva y de la presión que siguió ejerciendo el ‘Elefant Blau’ desde la oposición.

Curiosamente, la segunda moción de censura de la historia del club que logró superar el corte de firmas la sufrieron algunos de los nombres que estaban tirado hacia adelante de Núñez. Esta comenzó en mayo de 2008, cuando Laporta presidía el club y acababa de encadenar dos años en blanco.

Los impulsores de la moción, Oriol Giralt y Christian Castellví, consideraron que esa deriva deportiva del club, junto con diferentes temas extradeportivos como la bajada de pantalones del presidente en el aeropuerto de El Prat o su comportamiento poco ético en el palco de Old Trafford, eran suficientes motivos para llevarla a cabo.

Giralt y Castellví superó con creces las 5 mil 882 firmas necesarias y consiguieron 9.145 válidas. El referéndum se celebró en julio y los impulsores estaban muy cerca del 66,6% de los votos necesarios en contra de Laporta y su junta directiva para que se vieran obligados a dejar el mando del club. Finalmente lograron 23.870 votos (un 60,6% del total).

Esa cifra no fue suficiente para forzar la dimisión del presidente, pero sí para que ocho de sus directivos decidieran abandonarle: Albert Vicens, Marc Ingla, Ferran Soriano, Clàudia Vives-Fierro, Josep Lluís Vilaseca, Xavier Cambra, Antoni Rovira y Evarist Murtra.

La siguiente temporada el Barcelona conquistaría por primera vez en su historia el triplete de UEFA Champions League, La Liga y Copa del Rey con Pep Guardiola en el banquillo. En las elecciones del 2010 los estatutos no permitirían a Laporta volver a presentarse como candidato al haber cumplido dos mandatos seguidos, y su delfín, Jaume Ferrer, tan solo lograría 6.168 votos en unos comicios en los que Sandro Rosell vencería con 35.021.

Ahora los tres precandidatos (Jordi Farré, Víctor Font y Lluís Fernández Alà) y los ochos grupos de opinión (Manifest Blaugrana, Seguiment FCB, Cor Blaugrana, El Senyor Ramon, La Resistencia del Palau, Compromissaris FCB, Dignitat Blaugrana y Noies Barça Twitter) se encuentran ante el objetivo de conseguir llevar a cabo una moción hasta sus últimas consecuencias por primera vez en la historia del club: ganar el referéndum y así obligar a abandonar la gestión del FC Barcelona a Bartomeu ya su junta directiva.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí