Hallan una fosa común relacionada con sectas religiosas en Panamá

0
12

La Fiscalía de Panamá investiga la posible vinculación de una fosa con restos óseos no identificados con sectas religiosas detectadas en la comarca indígena Ngäbe Buglé, donde a inicios de este año fueron asesinados seis menores de edad y una mujer embarazada en un supuesto rito, dijo a Efe una fuente judicial.

El Ministerio Público anunció que «en este momento realiza diligencia de exhumación de restos óseos con forenses», anunció públicamente este lunes el organismo.

Una fuente judicial dijo que la fosa clandestina fue ubicada este fin de semana en un lugar remoto de la comarca en el marco de una diligencia que comenzó hace varios días, y que el hallazgo «no fue fortuito». «Lo que no podemos precisar son posibles vinculaciones (con alguna sectas) porque es lo que están investigando», añadió.

El personero de Ñurum, Azael Tugrí, explicó en un vídeo colgado en la redes del Ministerio Público que la diligencia de exhumación de restos óseos se realizó una zona de la comarca a la que se llega tras 10 horas de caminata. «Corresponderá al Instituto de Medicina Legal determinar si corresponde a restos humanos», así como el número de individuos y sexo, agregó el personero.

El Servicio Nacional Aeronaval (Senan), que colabora con el Ministerio Público, informó por su parte que «tras 31 días de patrullaje y ante los hechos de presunta violación y maltrato a menores de edad registrados el pasado 15 de agosto de 2020, logra la ubicación y aseguramiento de presunta fosa clandestina en el perímetro de río Chúcara».

Tres presuntas sectas
La fuente judicial precisó que se investigan a tres supuestas sectas, todas ellas autóctonas de acuerdo a la información que ha trascendido, detectadas en diferentes áreas de la comarca Ngäbe Buglé desde enero pasado.

En agosto pasado se identificó una que actuaba en el área de Ñurum y se le vincula con la retención de al menos cinco menores de edad, rescatados ya por las autoridades. El supuesto líder de este grupo, un joven de 18 años, fue detenido la semana pasada e imputado de los delitos de abuso sexual y maltrato al menor, lo mismo que al menos otras cuatro personas arrestadas previamente.

La primera de estas sectas, denominada «La Nueva Luz de Dios» fue detectada en enero pasado en el área del Alto Terrón, Santa Catalina, y 9 de sus miembros son enjuiciados por el asesinato de una mujer embaraza de 33 años, sus 5 hijos de entre 1 y 11 años, y una adolescente de 17 años durante supuestos ritos. Uno de los procesados en el abuelo de los 5 menores, de acuerdo con la información judicial. En junio pasado en el sector de Toncrick Arriba, también de Santa Catalina, fueron detenidos cuatro hombres y dos mujeres luego de que vecinos denunciaron que habían atentado contra la vida de lugareños durante presuntos ritos religiosos, de acuerdo con datos de la prensa local.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here