Los vetos a comisarios retrasan el nuevo Ejecutivo de la UE

0
75

El próximo día 23 está previsto que se vote en el pleno del Parlamento Europeo el nombramiento de la nueva Comisión Europea, que debería entrar en funciones el día 1 de noviembre. Sin embargo, el desarrollo de las audiencias de los futuros comisarios en sus respectivas comisiones parlamentarias está dejando al descubierto un grupo plagado de puntos débiles y en el que ya se han descartado formalmente dos candidatos (los presentados por Hungría y Rumanía) y hay otros dos en el alero (Francia y Polonia). Para acabar de complicarlo, el Gobierno rumano caerá probablemente este jueves en una moción de censura, por lo que hasta que no haya un nuevo ejecutivo consolidado en Bucarest no será posible completar debidamente el Colegio de Comisarios, lo que su vez puede suponer un retraso indefinido de todo el calendario.

La prueba más clara de que en estos momentos y a pesar de la premura que supone el Brexit en la Comisión están en el aire fueron los aspavientos de los portavoces oficiales a la hora de aclarar si la nueva presidenta de la Comisión, Ursula Von der Leyen ha recibido o no los nuevos candidatos de Rumanía y Hungría. Todo lo más han admitido que se ha entrevistado «con un candidato húngaro» pero que a estas alturas «no hay comisarios designados de ninguno de los dos países».

Y por si fuera poco, también se dedicaron a restar importancia a la posibilidad de que el 1 de noviembre no se haya completado el proceso de ratificación del nuevo ejecutivo comunitario, por lo que la actual, presidida por el luxemburgués Jean-Claude Juncker, seguiría en funciones «para la gestión de los asuntos corrientes y sin necesidad de que haya ningún acto legislativo para ello».

El problema es que, en los hechos, la Comisión ya está prácticamente en funciones y -ante el agotamiento físico de Juncker- hace ya un mes que no toma ninguna decisión en las reuniones de los miércoles. Juncker había propuesto incluso que Von der Leyen asistiera al Consejo Europeo del próximo día 17, antes de la votación y antes de empezar a ejercer como presidenta con plenas funciones, se supone que para permitirle a él ignorar los detalles de la que debía ser su última cumbre.

Por si fuera poco, en la tramitación de las audiencias las cosas aún podrían complicarse aún más. A falta de dos candidatos vetados ya en la comisión de asuntos jurídicos por incompatibilidades esenciales, se puede sumar Janusz Wojciechowsk, el aspirante polaco a ser comisario de Agricultura, y la francesa Sylvie Goulard, que ha sido designada como responsable de la cartera estratégica de Mercado Interior. Wojciechowsk ha suspendido dos exámenes orales y uno escrito sobre sus competencias técnicas para la cartera y la Conferencia de Presidentes de los grupos políticos debe decidir si le dan una última oportunidad. A Goulard le pasa lo mismo, pero con su propio historial. Brillante eurodiputada, sus amaños con el dinero que el Parlamento Europeo pone a su disposición le obligaron a dimitir como ministra de Defensa poco después de ser nombrada por el presidente Emmanuel Macron. Los diputados se preguntan cómo esperan que «alguien que ha tenido que dejar el Gobierno francés por un caso no esclarecido, pueda convertirse en comisaria europea».

Por el contrario, las audiencias de los comisarios que ya formaban parte del ejecutivo comunitario y repiten o incluso el del antiguo portavoz de Juncker, el griego Margaritis Schinas, han pasado con brillantez las audiencias. Y eso que Schinas ha tenido que defender el discutido nombre de su vicepresidencia, el de «Defensa del modo de vida europeo», cosa que hizo con la mayor de las solvencias.

En este ambiente, no ha extrañado que Von der Leyen haya anunciado que no tendrá una residencia formal, sino que se instalará en un micro apartamento al lado de su despacho en la planta 13 del edificio Berlaymont, para no perder tiempo de trabajo, porque los problemas no le van a faltar. Los fines de semana irá a Alemania.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here