Nicola Grattteri: «La emergencia del coronavirus es una gran oportunidad para la mafia»

0
83

Nicola Gratteri (Gerace, Reggio Calabria, 1958) es hoy el magistrado más popular y admirado en Italia, por su incansable lucha contra las mafias, en particular la ‘Ndranguetta, que es la más poderosa. Está considerada como el primer banco italiano por su impresionante liquidez: 60.000 millones de euros en dinero contante. Controla gran parte del tráfico mundial de cocaína. Nicola Gratteri vive blindado y bajo escolta desde hace 30 años. Sigue la estela de magistrados míticos como Falcone y Borselino, asesinados por la mafia. Gratteri no está adscrito a ninguna corriente de la magistratura. Dedica su vida a luchar por la justicia y a combatir la criminalidad organizada, inculcando la legalidad en las nuevas generaciones. Ha escrito diversos libros sobre ello. En ese combate contra la mafia, Nicola Gratteri está al frente de una veintena de magistrados, como jefe de la fiscalía de Catanzaro, capital de la provincia homónima y de la región de Calabria. Con él habló ABC el jueves –nos dio cita telefónica a las siete de la mañana– sobre la mafia en tiempos del coronavirus y la oportunidad que esta crisis da a la criminalidad organizada.

Ha habido asaltos a supermercados. ¿Hay riesgos de revueltas? ¿Está detrás la criminalidad organizada?

Estos asaltos a los supermercados han sido organizados por gente que tiene interés en aumentar la confusión, crear dificultad a la democracia y a la convivencia civil. Muchas veces esos asaltos a los supermercados no se hacen por un estado de necesidad. No es gente que tenga verdaderamente hambre. Eso se llama arrogancia y no querer respetar las reglas.

Pero hay una realidad: hay muchas familias que viven al día y están sin dinero porque quienes trabajaban en negro hoy no perciben nada (son casi cuatro millones personas).

El Estado debe actuar de inmediato a través de los municipios para dar dinero a quien está sin empleo o a quienes hasta ahora han trabajado en negro. Si no se hace así, haremos el juego a la criminalidad organizada. Las mafias se hacen presentes cuando hay campo para ganar dinero y para gestionar el poder. Para ellos la emergencia del coronavirus es una gran oportunidad con el objetivo de lograr consenso y mostrarse como benefactores para quien siempre ha vivido con trabajo negro.

¿Cómo explotan las mafias ese consenso?

A la hora de votar, esa pobre gente votará el candidato elegido por el capo de la mafia. Lo harán con una mayor motivación y convencimiento que hacían antes. Al igual que hacía el Chapo en México: asesinaba a miles de personas, traficaba miles de toneladas de cocaína, pero al mismo tiempo construía hospitales. Eso hacía que fuera visto por el pueblo como un benefactor. No debemos cometer este error.

¿No hay riesgo de que el dinero que repartirá el Estado sea aprovechado de alguna forma por las mafias?

El dinero debe llegar de inmediato en manos de los necesitados. Pero se debe controlar. Los alcaldes deben comprobar bien si quienes piden dinero son verdaderamente pobres, porque está el riesgo de que estos dineros vayan a los amigos de los amigos. El alcalde delincuente, el alcalde que maniobra con la ilegalidad, ¿qué es lo que hace? Da el dinero a quien él le conviene, solo a sus electores.

Con la usura las mafias han hecho siempre buenas ganancias. ¿Cómo aprovecharán ahora la crisis?

El gran objetivo de las mafias con la usura no es el de hacerse rico a través de ese medio, sino conseguir que al final el comerciante o el empresario al que se prestó el dinero con un tipo de interés más bajo que los bancos se vea obligado a ceder su negocio. De esta forma, las mafias mantendrán esa actividad comercial, pero la utilizarán para reciclar el dinero sucio procedente, por ejemplo, del tráfico de cocaína.

¿La pandemia ha paralizado también el tráfico de droga?

Se ha ralentizado un poco, sobre todo por lo que se refiere la llegada a Sudamérica de los productos químicos que se utilizan para la elaboración de la hojas de coca y crear la cocaína. Esos productos en los últimos años procedían en gran cantidad de la China. Ahora llegan con dificultad. Pero veo que en el mercado, en la plaza, el precio de la cocaína no ha aumentado. Esto quiere decir, teniendo en cuenta las leyes del mercado, que hay gran cantidad de cocaína almacenada lista para ser puesta en el mercado. La semana pasada se secuestró un depósito en Calabria de 500 kilos de coca. En España hay colonias de colombianos que tienen almacenadas toneladas de cocaína para ser introducidas en el mercado europeo.

¿Qué papel juega España en el mercado de la droga?

He hecho muchas investigaciones con la policía española. Hemos visto que el fenómeno está bastante difundido en España, incluso como país de tránsito para la cocaína en Europa. España representa una gran fuerza para los intereses de la cocaína en Europa.

Usted en su libro sobre la ‘ndrangheta «Fiumi d’ Oro» («Ríos de oro») estima que la ‘ndrangheta factura 43.000 millones de euros; de ellos, al menos el 75% los reinvierte en la economía legal. ¿Cómo aprovecharán su extraordinaria liquidez con la crisis actual?

Son los que tienen más liquidez. Disponer de dinero contante significa tener gran poder y lograr comprar lo que quieran dejando pocas huellas. En general, las mafias italianas y en particular la ‘ndrangheta y la camorra están muy presentes y son muy bravos en el campo de la restauración: compran y gestionan bares, restaurantes, pizzerías, hoteles… Y también en la construcción. Los mafiosos se dirigen a distintas personas, pueden ser financieros, abogados… que pueden tener a su servicio. Esto quiere decir que el mercado legal está drogado. Imagínese si esta Europa en tiempo de emergencia no logra unirse, cómo va a hacer un frente unido en tiempos de normalidad para contrastar a la mafias, en particular las que trafican con cocaína que con su liquidez están comprando lo que quieren en Europa.

Hoy la mafia es aparentemente menos violenta, pero más rica y potente.

La mafia evita cometer asesinatos para pasar desapercibida. Cuando vamos a afrontar el problema de la mafia en Europa central y septentrional no creen que este problema exista. Lo niegan. Y esto es un gran problema para nosotros, para las investigaciones en Europa: los Estados europeos piensan que no existe la mafia porque no asesinan. Pero las mafias en Europa, en España, en Portugal, Alemania, Belgica, Holanda, Francia… no hacen otra cosa que invertir, vender cocaína y con ese dinero de miles de millones comprar lo que quieren.

¿Qué importancia tiene en España la ‘Ndrangheta, como principal mafia italiana?

Es fuerte y presente porque la ‘ndrangheta va a comprar cocaína en España y también invierte.

¿Cuál es hoy el identikit del mafioso de la nueva generación?

Hoy los mafiosos viven entre nosotros. No tienen nada que ver con lo que eran hace cuarenta años. Entonces vivían encerrados, eran capaces de vivir en un búnker durante años, con grandes privaciones y sufrimientos. Los mafiosos de hoy quieren hacer una buena vida, con confort, viajar… Desde este punto de vista son más vulnerables, son menos duros.

¿Si el reciclaje de dinero sucio internacional es un grave problema, por qué no se logra combatirlo a nivel planetario?

Se podría hacer mucho si el poder político quisiera. Pero muchas veces el poder político debe atender a los grandes intereses. Para combatir el reciclaje es necesario un sistema judicial duro y fuerte. En el momento que creas ese sistema, con un código penal serio y eficaz, no solamente lo puedes utilizar para el reciclaje, dejando al margen otro tipo de delitos. Se debe incluir el dinero negro y toda la tipología de delitos. Pero el poder real no quiere ser controlado.

Hay un permanente debate sobre la legalización de las drogas. El escritor Roberto Saviano propone legalizar la cocaína y drogas ligeras para combatir y eliminar a los clanes. En cambio usted es un firme luchador contra la legalización, por considerar que el Estado no puede legalizar algo que hace daño. Dada su experiencia, ¿qué les diría a los que propugnan la legalización?

A quien propone la legalización yo le digo que vaya a centros donde hay toxicodependientes y a comunidades terapéuticas, y miren a los ojos a los toxicodependientes. Ahí están los mejores testimonios, los mejores expertos y conocedores de la toxicodependencia; ningún estudioso o profesor puede ofrecer una opinión mejor. He estudiado bien el tema. Si se legaliza, uno puede ir a la farmacia a comprar un gramo de marihuana; pagaría doce euros. Si va al mercado negro, le costaría cuatro euros. Después está el problema que en la plaza quien vende marihuana vende otras drogas: cocaína, heroína… Legalizar las drogas no soluciona el problema y además está demostrado el mal que las llamadas drogas ligeras –que ligeras no son– pueden hacer al cerebro.

Usted ha dedicado toda su vida a combatir la criminalidad organizada, pagando un alto precio porque vive bajo custodia permanente. ¿Quién está ganando la partida: el Estado, la legalidad o las mafias?

Yo trato de ser realista y tengo que decir que, en conjunto, estamos empatando el partido. En Calabria estamos dando pasos adelante contra la ‘Ndrangueta. Yo quiero estimular al poder político a ser realista y tener el coraje y la voluntad de crear sistemas judiciales europeos proporcionales a la realidad cotidiana.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here