Otra perla de la cantera culé da plantón a La Masía

0
43

Ya le cuesta al Barcelona pelear contra clubes mucho más potentes económicamente como los que militan en la Premier o los que tienen el respaldo de los petrodólares, como es el caso del PSG, para lograr los fichajes que pretende cada temporada. Le sucede con el primer equipo y ahora también con la cantera, donde los futbolistas que destacan prefieren la oportunidad que les conceden los clubes ingleses de debutar a pesar de su juventud y también se dejan tentar por desorbitadas ofertas económicas. El último caso es el de Xavi Simmons, jugador del Cadete A del Barcelona hasta la última temporada y que ahora debía pasar al Juvenil. El mediático futbolista, que se ha convertido en un fenómeno en las redes sociales (tiene 20,4 K de seguidores en Twitter y 1,6 millones en Instagram), escogió la red para comunicar su marcha del club en el que milita desde que era prebenjamín. El que su representante sea Mino Raiola seguro que también ha tenido mucho que ver.

Simmons estaba en negociaciones para renovar y el club le había hecho una oferta que se saltaba todas las pautas habituales en futbolistas de su edad. En el Camp Nou, cuando un jugador llega a los 16 años y entra en edad juvenil, el Barça le ofrece un primer contrato profesional, que en el caso del holandés superaba el aspecto económico y deportivo habitual. El club azulgrana le ofreció un salario anual cercano a los 200.000 euros para este primer año, que iría ascendiendo. Además, tendría un bonus si debutaba en el Barcelona B. Los gestores deportivos habían trazado una hoja de ruta en la que Simmons iba a realizar la pretemporada con el Juvenil A aunque en septiembre empezaría militando en el Juvenil B. Según su evolución se le ascendería de nivel

Aconsejado por Raiola, el mismo representante que convenció a De Ligt para que declinara la oferta azulgrana y se marchara a la Juventus, ha decidido declinar continuar en el Barcelona y, según diferentes informaciones, acabará en el PSG, donde el sueldo que le ofrecen es algo más del doble. «Hoy es un día complicado porque a nadie le gusta despedirse y menos cuando tienes que decir adiós a la que ha sido tu casa tu familia y tu vida desde que tienes uso de razón. No olvidaré nunca cuando me puse por primera vez la camiseta del Barça hace nueve años. Lo hice como jugador del prebenjamín y fue cumplir un sueño», explica Simmons en su despedida. El futbolista añade que ahora quiere «empezar una nueva y emocionante aventura fuera de Barcelona. No podía despedirme sin decir que este club todos sus trabajadores y su espectacular afición tendrán siempre un lugar muy especial en mi corazón».

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here