La cifra de migrantes indocumentados que cruzan la frontera sur de Estados Unidos está aumentando nuevamente y, si la tendencia continúa, este octubre podría ser uno de los meses con más ingresos ilegales en mucho tiempo, afirmó este jueves el secretario interino del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), , Chad Wolf.

En un discurso ante la Asociación de Jefes de Policía de Arizona, sostuvo que la única razón por la cual los cruces no han alcanzado un nivel de crisis son las políticas y procedimientos que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) ha puesto en práctica en los últimos cuatro años.

“Si estas herramientas críticas se anulan o contrarían entonces el Departamento, y ustedes, nuestros colaboradores en la frontera, estarán en peligro de otra crisis migratoria”, añadió.

La semana pasada el director interino de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), Mark Morgan, informó que la captura de inmigrantes indocumentados en la frontera sur disminuyó 53 % durante el periodo fiscal 2020 en comparación con el año anterior.

En el período fiscal que concluyó el 30 de septiembre, las autoridades migratorias detuvieron por entrar ilegalmente al país o devolvieron a México por ser inadmisibles a 458,088 personas, frente a las 977,509 del año fiscal 2019, informó la agencia.

Sin embargo, el informe mostró que en septiembre pasado las autoridades fronterizas capturaron o consideraron inadmisibles a 57,674 personas, la cifra mensual más alta para ese mes desde 2012.

Los 977,509 detenidos o rechazados en los puestos fronterizos en 2019 supusieron una cifra récord, que casi duplicó la de la media de los años anteriores, por lo que la cifra de este pasado año fiscal está más en la línea de los de 2018 (521,090) y 2017 (415,517).

“Los expertos en inmigración pronostican que un número creciente de extranjeros llegará a nuestras fronteras en el futuro cercano debido a la devastación que la pandemia de covid-19 ha causado en América Latina”, aseveró Wolf.

Mencionó la cooperación del DHS con el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), por la cual las autoridades en la frontera detienen y retornan a México a los migrantes que, a criterio de los funcionarios locales, muestren indicios de la covid-19.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí